Expertos en PrestaShop y agencia Shopify

Ventajas de ofrecer diferentes formas de pago en tu ecommerce

formas de pago ecommerce

Ventajas de ofrecer diferentes formas de pago en tu ecommerce

En el sector del comercio electrónico, ofrecer distintas formas de pago es una pieza clave para garantizar la satisfacción del cliente y por tanto maximizar las oportunidades de venta.

Incluir diferentes formas de pago en tu tienda PrestaShop no solo amplía el alcance de tu negocio, sino que también fortalece la confianza del consumidor y potencia la conversión.

En Addis, como Expertos en PrestaShop, te desvelamos en este artículo las ventajas de ofrecer diferentes formas de pago, las opciones existentes en la actualidad y por qué cada una es crucial.

¿Por qué ofrecer diferentes formas de pago?

No debemos olvidar que en una tienda online al que hay que ganarse es al cliente. Es por este motivo que hay que ponérselo fácil. Y nada mejor que incluir diferentes formas de pago para que encuentre con la que se siente más cómodo.

Al ofrecer diversas opciones de pago, tu comercio electrónico se vuelve más accesible para una audiencia más amplia. Cada cliente tiene sus preferencias y limitaciones, por lo que proporcionar múltiples métodos garantiza que tu tienda sea inclusiva y atraiga a una variedad de consumidores.

La comodidad es clave en el comercio electrónico. Ofrecer diversas formas de pago permite a los clientes elegir la opción que mejor se adapte a sus necesidades y preferencias individuales, mejorando así su experiencia de compra.

Al eliminar barreras en el proceso de pago, como la falta de una opción de pago preferida, aumentas las posibilidades de conversión. Los clientes son más propensos a completar una compra cuando se les brinda la libertad de pagar de la manera que les resulte más conveniente.

Además, la inclusión de opciones de pago seguras y reconocidas construye la confianza del cliente. Los consumidores se sienten más cómodos realizando transacciones en un sitio que ofrece métodos de pago conocidos y fiables.

Formas de pago para incluir en tu ecommerce

Tarjetas de crédito o débito:

Ampliamente utilizadas, estas tarjetas ofrecen rapidez y comodidad. Asegúrate de admitir tarjetas de diferentes emisores para abarcar un espectro más amplio de clientes.

Billeteras electrónicas:

Soluciones como PayPal, Apple Pay y Google Pay simplifican las transacciones al permitir a los clientes realizar pagos con solo unos pocos clics desde sus dispositivos móviles. Además ofrece un extra de seguridad y confianza, ideal para clientes preocupados por la protección de sus datos financieros online.

Transferencias bancarias:

Ideal para compradores que prefieren realizar pagos directos desde sus cuentas bancarias. Proporcionar detalles bancarios seguros y transparentes es esencial.

Contrarreembolso:

Esta opción ofrece confianza a aquellos clientes que desean pagar en el momento de la entrega, a menudo necesaria en mercados con una infraestructura de pago digital en desarrollo.

Bizum:

Una opción perfecta para clientes que prefieren la transferencia instantánea entre cuentas bancarias, especialmente popular en los últimos años.

Pago aplazado:

Permite a los clientes dividir el importe de sus compras en cuotas, facilitando la adquisición de productos más caros y fomentando la lealtad del cliente.

La tendencia del pago fraccionado

El «Compra ahora, paga después» está experimentando un absoluto crecimiento en el sector del comercio electrónico. En la actualidad, en la mayoría de los países europeos, se observa que 6 de cada 10 consumidores optan por la modalidad de pago fraccionado o pago aplazado.

Esta solución se ha convertido en un plus para vender online ya que permite a tu potencial cliente darse un capricho en compras que quizá serían inalcanzables en un único pago, hacer compras compulsivas o aprovechar ofertas especiales.

Desde la perspectiva del vendedor la transacción es segura y recibes el pago íntegro tan pronto como se realiza la compra. Además, tienes la flexibilidad de elegir cómo distribuir los costes: asumirlos tú, que corran por cuenta de tus clientes o compartirlos de manera equitativa.

Esta estrategia de pago aplazado está en la línea de las tendencias de compra de tus clientes ya que ofrece una experiencia de compra flexible y adaptada a sus necesidades financieras.