Expertos en Prestashop

Tendencias ecommerce para el 2013: la gamificación

Tendencias ecommerce para el 2013: la gamificación

Hoy en nuestro blog vamos a hablar sobre la gamificación y el ecommerce, un concepto que venimos escuchando desde hace pocos años y que últimamente está empezando a cobrar fuerza. De hecho, cada vez más empresas están empezando a adoptar este concepto y cada vez son más los ejemplos reales que podemos encontrar en nuestro país por lo que todo apunta a que estamos presenciando ya el nacimiento de una de las principales tendencias para los próximos años. La gamificación, bien aplicada, dará sin duda mucho juego al ecommerce.

¿Pero qué es exactamente eso de la gamificación? Si nos ceñimos a su definición descontextualizada, la gamificación es la aplicación de técnicas de juegos para conseguir hacer más entretenidas ciertas tareas no lúdicas que de por si son tediosas. Lo más curioso de todo esto resulta al descubrir que todos en algún momento de nuestra vida hemos aplicado este concepto o bien hemos sido víctimas de su uso. Para ello no hay más que recordar la forma en que las madres alimentan a sus hijos inventándose todo tipo de juegos, trucos o entretenimientos con tal de que el/la niño/a se acabe la papilla de turno.

La aplicación de la gamificación al ecommerce, basada en su carácter transversal, no dista mucho de su definición y su uso persigue el objetivo de fidelizar y retener al cliente, tal y como los juego consiguen la fidelización de sus consumidores. Es por este motivo por lo que antes de aplicar esta técnica es absolutamente prioritario analizar con detenimiento los problemas de nuestra tienda online y ver si la gamificación nos puede ayudar a solucionarlos. Por poner un ejemplo, si el problema de nuestro comercio es la falta de visitas, existen múltiples técnicas para resolver este problema (SEO, SEM, afiliación,…). En cambio, si al realizar nuestro análisis encontramos un problema de fidelización de usuarios, la gamificación se convierte en nuestra salvación. No obstante la gamificación nos puede ayudar también a resolver otro tipo de problemas si la aplicamos como apoyo a la medida principal que adoptemos. Veamos 5 ejemplos en los que la gamificación puede ayudarnos, ya sea como solución principal o bien como apoyo a otra serie de medidas:

Imposibilidad de competir mediante precio. Dentro del amplio mundo del comercio electrónico existen ciertos sectores en los que la competencia, siempre difícil, se vuelve especialmente dura. En estos casos lo mejor es ser creativos, dejar de competir en precio y aportar valor añadido a nuestros usuarios. Poca diferencia con la competencia. Este punto está muy relacionado con el anterior. Aquellos que sean capaces de aportar un factor diferenciador con la competencia aplicando gamificación a su negocio, conseguirán que sus usuarios sean capaces de recordarles más fácilmente.

Poco tráfico. Tal y como comentábamos unas líneas más arriba, para resolver este problema existen técnicas que nos ayudarán más en el corto plazo. Pero, aparte de estas técnicas, también podemos aplicar gamificación como medida de apoyo. Una forma creativa de conseguir más tráfico podría ser fomentar la difusión de ciertos productos de nuestro catálogo entre las redes sociales a cambio de, por ejemplo, una seria de descuentos. Cuanto más se compartan nuestros productos en la red más descuentos obtendrán los usuarios y más visitas tendrá nuestra tienda online.

Pocas conversiones. En la mayoría de los comercios electrónicos el problema de la conversión está directamente relacionado con el diseño y usabilidad del proceso de compra. Existen técnicas de venta cruzada o recomendaciones personalizadas que palian levemente esta deficiencia pero no llegan a solucionarlo por completo. Si conseguimos hacer, mediante técnicas de gamificación, que nuestro proceso de compra se asemeje más a un juego, seguramente nuestro negocio batirá records de conversión.

Poca recurrencia. Este problema, del que últimamente se está escuchando hablar más que nunca, es el ejemplo ideal en el que la gamificación nos viene como anillo al dedo. Aplicando técnicas como sistemas de puntos, construir nuestra propia comunidad o hacer regalos a nuestros clientes por su cumpleaños conseguiremos que nuestros usuarios vuelvan a nuestra tienda.

Parece claro pues que el presente y futuro girará en torno a la gamificación como uno de los pilares básicos en los que basar nuestra estrategia online. Ahora se trata de que, como dueños o gestores de nuestro tienda online, seamos capaces de situarnos al frente y marcar diferencias con el resto de la competencia.