Inicios del comercio electrónico en España

Inicios del comercio electrónico en España

En 1995 nacen dos de las empresas emblemáticas que con el tiempo han llegado a convertirse en todo un símbolo del potencial del comercio electrónico: Amazon y eBay.

En España en 1996 nace Barrabes.com que llegó a hacer temblar a tiendas de su sector en todo el planeta.

En 2009 la compra-venta de bienes y servicios a través de Internet movió un volumen de negocio de 5.751,7 millones de euros en España, según los datos del último informe de Comercio Electrónico publicado por la CMT.

Para conocer mejor la evolución del fenómeno en España, hemos pasado de un 13,7% de empresas que usaban el comercio electrónico en 2001 a un 42,3% en 2009, según los datos del ONTSI.

Ventajas

Las reticencias iniciales que suponía la llegada del comercio electrónico han ido dejando paso de forma progresiva a una serie de ventajas para las empresas y los consumidores. Para las empresas supone la expansión de los mercados al permitir llegar a nuevos clientes y una mayor fidelización mediante sistemas que permiten ofrecer atención y ofertas personalizadas así descuentos a los mejores clientes.

Fernando Ramos tiene una pequeña relojería familiar abierta desde 1940 en el madrileño barrio de Chamberi. Ramos es uno de los pioneros del comercio electrónico en España. Desde que en 1997 abrió su tienda online, señala que ha pasado de ser “una pequeña tienda de barrio a una marca internacional con clientes repartidos por todo el mundo”. El comercio electrónico “no sólo ha reforzado la tienda de toda la vida sino que ya factura más online que offline”, asegura.

Al hablar de comercio electrónico es habitual referirse al B2C (Bussines to Consumer) o comercio entre empresas y consumidores, pero el B2B (Bussines to Business) o comercio entre empresas ha cambiado y ampliado las posibilidades de los negocios al expandir la cartera de proveedores y clientes de forma más sencilla y directa, aumentando la competitividad.

Para los clientes el comercio electrónico permite acceder a productos y servicios que en muchas ocasiones no se pueden adquirir por otros medios en el lugar de residencia, algo que ocurre habitualmente en los núcleos de población más pequeños o alejados de las grandes ciudades.

Cómo empezar

Para poner en marcha un comercio electrónico es necesario contar con un sistema de ventas online y unos medios de pago.

La evolución del comercio electrónico se podría resumir en el paso del formulario de contacto al carrito de la compra hasta llegar a los sistemas actuales que permiten gestionar todos los aspectos de una tienda online y su relación con los clientes y proveedores.

Los tres métodos más utilizados por las empresas de comercio electrónico en España son las pasarelas de pago para tarjetas de crédito, el envío contrareembolso y PayPal.

Existen numerosas publicaciones especializadas sobre comercio electrónico y una de ellas es el Libro blanco del E-Commerce, editado por AECEM y disponible gratuitamente para la descarga, que es un manual practico para empresas que deseen vender productos y servicios online.

Fuente red.es